All Posts in Category: Noticias

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

¿Qué es la enfermedad renal crónica? La enfermedad renal crónica ocurre cuando los riñones van perdiendo su capacidad de funcionar adecuadamente con el tiempo.  La función principal de los riñones es eliminar los desechos y el exceso de agua y minerales del cuerpo.  La enfermedad renal crónica tiene cinco (5) estadíos (etapas) y cada una define una disminución mayor en la función del riñón. ¿Por qué ocurre la enfermedad renal crónica? Las causas principales de la enfermedad renal crónica son la diabetes y la hipertensión arterial.  Sin embargo, existen otros factores que pueden afectar el funcionamiento adecuado de los riñones.  Estos son:
  • Enfermedades autoinmunes (como lupus, esclerodermia, HIV)
  • Problemas congénitos (riñones poliquísticos)
  • Infecciones de los riñones (Glomerulonefritis)
  • Infecciones recurrentes de orina
  • Lesión o trauma al riñón
  • Cálculos renales (piedras en los riñones)
  • Problemas en las arterias que llevan el flujo de sangre a los riñones
  • Abuso de analgésicos para el dolor
  • Uso de contrastes para ciertos estudios médicos. 
La enfermedad renal crónica va empeorando con el tiempo.  Sin embargo, los primeros estadíos (etapas 1-3) de la enfermedad renal generalmente no producen ningún síntoma.  La función de los riñones puede disminuir en un periodo de meses o años.  En muchas ocasiones la pérdida de función de los riñones es tan lenta que no se detecta la condición hasta que la persona ya se encuentra en etapas más avanzadas de la enfermedad y comienza a sentir algunos síntomas.  El último estadío (etapa 5) se conoce como Fallo Renal Permanente o Enfermedad Renal Terminal.  En este estadío, los riñones ya han perdido la capacidad de eliminar suficientes desechos ni líquidos del cuerpo para que el paciente pueda vivir adecuadamente.  En este momento, será necesario recurrir a un tratamiento que se conoce como diálisis o a un trasplante de riñón ¿Qué síntomas puede tener alguien con la enfermedad renal crónica? Como la enfermedad renal crónica generalmente no produce síntomas durante los primeros estadíos, es posible que cualquier síntoma que sienta el paciente sea confundido con un síntoma de otra condición.  Es por esto que en muchas ocasiones, el diagnóstico de la enfermedad renal crónica se hace en estadíos más avanzados.  Algunos de los síntomas que pueden notar son:
  • Falta de apetito
  • Sensación de debilidad y malestar general
  • Dolores de cabeza
  • Picor y resequedad en la piel
  • Náuseas
  • Pérdida de peso involuntaria (sin desearla)
Algunos otros síntomas que podrá notar, en especial en estadíos más avanzados (como 4 o 5) son:
  • Oscurecimiento o aclaramiento de la piel
  • Dolor en los huesos
  • Cambios en el sistema nervioso y cerebro:
    • Mucho sueño y confusión
    • Dificultad para concentrarse y pensar
    • Adormecimiento de las manos o pies
    • Calambres
  • Mal Aliento
  • Sed excesiva
  • Disminución en el interés sexual o impotencia
  • Disminución o paro en los periodos menstruales (amenorrea)
  • Dificultad para dormir (insomnio) o síndrome de piernas inquietas
  • Hinchazón de pies y manos (por acumulación de líquidos)
  • Vómitos, generalmente durante la mañana
¿Qué pruebas me puedo hacer para saber si tengo enfermedad renal crónica? Una prueba sencilla de orina que se conoce como urinálisis puede detectar si hay presencia de proteínas en la orina.  Esto se puede comenzar a detectar desde 6 meses hasta 10 años antes de que la enfermedad renal comience a producir síntomas.  Algunos exámenes de sangre ayudan a verificar cómo está la función de los riñones.  Estos son:
  • Niveles de creatinina
  • Urea Nitrogenada en sangre  ((BUN)
Otros laboratorios se pueden afectar también por la enfermedad renal crónica.  Por esa razón es importante que el paciente se realice pruebas de laboratorio regularmente para continuar monitoreando la función del riñón. 
  • Albúmina – una proteína de la sangre
  • Calcio
  • Colesterol
  • Hemoglobina/Hematocritos
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Potasio
  • Sodio
  • Acidez de la sangre (CO2)
  • Vitamina D
Para más información, puede visitar nuestras clínicas o llamar al 787-710-2532.  ¡Estamos para ayudarle!
Ver más

Mi médico me ha dicho que tengo enfermedad renal crónica. ¿Qué tratamientos debo seguir?

Es muy importante lograr controlar la presión arterial.  Esto disminuirá el daño al riñón y es posible que retrase el progreso de su enfermedad renal.  Para eso debemos considerar:
  • Uso de medicamentos para el control de la presión arterial
  • La meta es mantener la presión arterial en 130/80 mm Hg o menos
Existen otras recomendaciones para mejorar el control de la enfermedad renal crónica y evitar problemas del corazón.  Entre ellas están:
  • No fumar
  • Seguir una alimentación baja en grasas y colesterol
  • Hacer ejercicio regularmente (con autorización médica previa)
  • Utilizar los medicamentos según le fueron recetados por su doctor
  • Mantener un buen control de sus niveles de azúcar en sangre
    • Utilizar sus medicamentos para la diabetes según ordenado
    • Evitar alimentos altos en azúcares
    • Hacer actividad física regularmente
    • Monitorear sus niveles de glucosa en el hogar.
  • Disminuir su ingesta de alimentos altos en sodio
Notifique a su equipo de salud (Enfermero de cuidado primario, dietista, trabajador social o nefrólogo) antes de comenzar a utilizar cualquier medicamento o suplemento de vitaminas o natural.  Además, déjele saber a los demás médicos que usted visita que usted tiene enfermedad renal crónica. En ocasiones podrá ser necesario el uso de otros tratamientos como:
  • Medicamentos especiales llamados atrapadores de fósforo para ayudar a evitar que los niveles de fósforo en sangre aumenten demasiado.
  • Para mejorar su anemia – Suplementos de hierro en pastillas o por vena y en ocasiones inyecciones especiales de un medicamento que ayudará a mejorar sus niveles de hemoglobina y evitar transfusiones de sangre.
  • Calcio y vitamina D extra (en cantidades recetadas por su médico.  Nunca utilice suplementos sin haber consultado antes con su      nefrólogo)
Además del uso de medicamentos, parte de su tratamiento incluye hacer cambios en sus hábitos de alimentación.  Entre ellos puede estar:
  • Disminuir su ingesta de sodio
  • Controlar su ingesta de líquidos
  • Es posible que necesite disminuir la cantidad de proteínas que consume
  • Disminuir la cantidad de alimentos altos en potasio y fósforo
  • Consumir las calorías necesarias para mantenerse en un peso saludable para usted.
En las clínicas CKD podemos ayudarlo a manejar su enfermedad renal crónica ya que contamos con profesionales expertos en salud renal.
  • Nefrólogos – el médico especialista en riñones
  • Enfermeros Renales
  • Dietistas Renales
  • Trabajadores sociales

¡Llame hoy y saque su cita!

Ver más

Diagnóstico simple de la enfermedad renal crónica incipiente en pacientes diabéticos

La diabetes mellitus (DM) es el diagnóstico más frecuente de los pacientes que reciben diálisis en Puerto Rico. Evitar o disminuir la posibilidad de que los pacientes con DM sean candidatos a diálisis es una de las prioridades más urgentes en la medicina puertorriqueña. Entonces, ¿por qué tantas personas viven con DM en Puerto Rico? Hay varios factores a considerar. Primero, está el factor hereditario. En muchas familias puertorriqueñas, tanto el padre y la madre, padecieron o padecen de DM. La posibilidad de desarrollar DM es alta en los miembros de esas familias. Los estilos de vida nocivos de los pacientes con DM es alarmante. La alta incidencia proviene de la obesidad y de una dieta inadecuada, alta en calorías y sal, más la falta de ejercicio. Otro de los factores importantes es que, a pesar de que existen pruebas de laboratorios simples que detectan alteraciones de la función renal en el paciente con DM, ellos son referidos tardíamente al nefrólogo. El diagnóstico de la enfermedad renal crónica incipiente en el paciente con DM es simple. Solo se necesitan dos pruebas de laboratorio para hacer un diagnóstico temprano. Las dos pruebas que se utilizan para evaluar la función renal son la creatinina sérica, que mide la función renal, y la albúmina en la orina. De esta manera, se podrá saber si tus riñones están funcionando de forma leve, moderada o severa, o si necesitas diálisis. También, es importante preguntar al paciente con DM si al orinar observa mucha espuma en la orina. Esto, puede ser un signo importante, porque puede estar relacionado con cantidades de proteína/albúmina aumentada en la orina. La presencia de proteína/albúmina en la orina es un signo de enfermedad renal o cardiaca en los pacientes con DM. Sin embargo, en la actualidad, existen los conocimientos científicos para detectar a tiempo la enfermedad renal en el paciente con DM y establecer un tratamiento sistemático para evitar o reducir el progreso de la enfermedad renal en este. La prevención es la clave, únete al movimiento: prevenir ahora o pagar después.
Ver más

Consejos para una buena salud renal

Los riñones son dos órganos en el cuerpo cuyo funcionamiento adecuado es vital para la vida humana. En cada riñón hay miles de pequeños microfiltros (glomérulos) que son responsables de mantener el equilibrio adecuado de agua, minerales, ácidos, bases, sustancias tóxicas y nutrientes necesarios para un buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Además, los riñones producen hormonas que ayudan en la producción de glóbulos rojos y mantienen la hemoglobina (Hgb) y otras sustancias que fortalecen nuestros huesos en niveles aceptables. Estos microfiltros actúan como ”coladores” donde, de acuerdo a los orificios o poros de cada uno, se retienen o se filtran cantidades normales o excesivas de albúmina o glóbulos rojos en la orina. La presencia de pequeñas cantidades de albúmina en la orina (microalbuminuria) puede ser indicio de una enfermedad renal inicial. Entre las enfermedades que pueden afectar estos microfiltros se encuentran la diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, y la hipertensión arterial. Estas condiciones pueden afectar el funcionamiento de los microfiltros y, de acuerdo al daño que ocasionan en dichas estructuras, los filtros o poros se agrandan, dejando pasar grandes cantidades de albúmina y de glóbulos rojos en la orina. Progresivamente, los microfiltros y sus poros se tapan, y no pueden llevar a cabo las funciones de los riñones a niveles normales. De acuerdo a la pérdida de los microfiltros, se pueden retener sustancias tóxicas que pueden hacer daño en nuestro cuerpo. Además, se puede producir anemia (bajo Hgb) y posible debilitamiento de los huesos. El funcionamiento global de los microfiltros se conoce debidamente, como la función renal. Existen pruebas de laboratorio clínico que pueden, en un forma simple, detectar si tus microfiltros están funcionando adecuadamente. Las dos pruebas que se utilizan para evaluar la función renal son la creatinina sérica, que mide la función del riñón y la albúmina en la orina. Si conocemos el valor de estas pruebas, podemos detectar el funcionamiento global de los microfiltros o, dicho de otro modo, la función renal total de ambos riñones. De esta manera, se puede saber si tus riñones están funcionando de forma normal, leve, moderada o severa y si necesitas diálisis. Es vital que conozcas el funcionamiento de tus riñones. Solicita a tu médico que te informe en cuál etapa de función se encuentran tus riñones. En resumen, una detección temprana de problemas en el funcionamiento de tus riñones te puede ayudar a evitar, en muchos casos, el deterioro progresivo de la función de tus riñones y la posibilidad de que necesites diálisis. La prevención ahora o pagar después: esa es la consigna. Para proteger el funcionamiento de tus riñones, se recomienda lo siguiente:
  • Presión arterial controlada.
  • Disminución de la microalbúmina, si se te ha detectado.
  • Normalización de los azúcares en la sangre.
  • Mantener el peso ideal para tu estatura.
  • Disminución del consumo de sal.
Niveles de colesterol adecuados, especialmente el colesterol malo, conocido como LDL. Consumo de proteínas aceptable (los niveles aceptables para un adulto saludable son: 1 gramo por cada kilogramo de peso). Evitar el uso de medicamentos para controlar el dolor (como los medicamentos relacionados al naproxeno). Usar debidamente los medicamentos naturales, ya que algunos de estos pueden causar daño a los riñones. El autor es principal director médico de P.R. RENAL HEALTH & RESEARCH, en Carolina, Guaynabo, Ponce y Toa Baja. Para información, llama al 787-710-CKDC (2532).
Ver más

Diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad que actualmente afecta a aproximadamente 26 millones de personas en los estados unidos.  En esta sección puedes conocer más acerca de la diabetes mellitus.
Ver más